Venus en Escorpio se pone picante, y nos invita a sumergirnos más profundamente en los temas que están por detrás de aquello que normalmente vemos a simple vista.

Venus en Escorpio nos conecta con el lado oscuro de las cosas, nos propone sacar afuera -al menos para nosotr@s mism@s- aquello que solemos esconder: nuestros pensamientos mas oscuros, sentimientos negados -pero inherentes a la naturaleza humana- como los celos, la envidia e incluso el odio. Es interesante exponerlos si se trata de una limpieza depurativa y transformadora, una purga espiritual.

Venus en Escorpio nos recuerda en imágen al mito de Perséfone, secuestrada por Hades (Plutón) dios del inframundo quien la rapta y la lleva consigo. Perséfone: doncella inocente y diosa del inframundo a su vez.

Venus ingresa a Escorpio hoy viernes a las 17:40 (hora de Argentina) y se queda hasta el 7 de octubre, cuando entre en Sagitario, en donde se pondrá mas idealista y expansiva.