Nepthumo creía que iba hacia adelante
pero iba hacia atrás.

Con su naturaleza equívoca,
cayó en su propia trampa.

Pobre Nepthumo que le teme a lo que siempre se teme: temer.

Y en su paseo nuboso
despista.

Buscaba su casa y no lo sabía: ya estaba en su casa.
A sí mismo se abrazaba, y se atravesaba.

Nepthumo dios del humo. Dios del mar y del sahumo,
ya vas directo al punto: ahí donde no hay punto.

Tanta emoción emociona
no importa la dirección.

Rey de la bruma, rey de lo inmenso
lo colectivo inconsciente se hace presente
y lo que recuerda
eternamente
olvida.

El hilo mágico invisible que nos une y nos hechiza
nos hace difícil mirar a Nepthumo a los ojos.

Se siente, se vibra, se presiente
y aunque no se esconde
atraviesa y hunde.

El yo insomne que tanto lucha
por mostrarse y afirmarse,
aquí se hace invisible y lo sabe:

Para ser alguien, primero es preciso ser nada.

Laberinto 5D.

——————————————————–

Neptuno se pone directo hoy
en su Piscis.

Algo va fluyendo, aunque no nos demos cuenta.