Esta Luna Nueva es extra negra (el cielo está despejado de planetas y estrellas brillando, la negrura resalta) y aquí el negro no significa algo oscuro en un sentido morboso o que da miedo, significa mayor profundidad.

Esta Luna Nueva se da en Piscis que, además del Sol y la Luna, también tiene a Mercurio retrógrado y Neptuno directo.

Piscis es el último signo de este año astrológico que finaliza cuando el Sol cruza el límite de Piscis a Aries el 19 de marzo, el día del equinoccio.

 La próxima Luna Nueva será el 24 de marzo. Esta última lunación tiene un significado especial: concluye el año astrológico; y nos abre las puertas a una nueva etapa.

 Momento de intencionar, de dar lugar a desafíos y oportunidades. De hablar y repasar nuestro pasado y ver qué nos podría estar retrasándonos en nuestros objetivos.

Ilustración: Camille Chew