Blog

ECLIPSE DE SOL EN ARIES

Será porque este eclipse toca el eje Aries-Libra, cae pegadito a mi ascendente (y por lo tanto en oposición a mi Casa VII) que estoy otra vez escribiendo sobre vínculos?

Dice Bernadette Brady (mi única heroína en este lío) acerca del eclipse solar híbrido de este próximo 20/4:

“Una familia de eclipses muy sensual, que va desde pasiones sexuales repentinas y lujuria a impulsos de nacimiento y procreación. Esta serie no es sutil; puede atraparnos con la guardia baja y confrontarnos con nuestras pasiones profundas, que pueden haber estado ocultas muchos años.”

No sé a ustedes, pero a mí me la dió en la nuca.

Vengo de alta turbulencia vincular. Rompí mis esquemas, llegué hasta el fondo de todo, le di un abrazote a mi sombra (casi diría que me la chapé con desenfreno), amé como nunca, perdí mucha energía y volví para contarlo.

Los eclipses de Sol son oportunidades y son posibilitadores, algo que estaba oculto o nos confunde se revela en esa ventana de seis meses aprox. desde que se forma el eclipse.

Mucho va a depender de en qué Casa de tu carta caiga y qué aspectos haga (o no) con tus planetas natales y otros puntos.

Este va a mover mucha energía: se da a la 1:12 (GMT-3) en 29°49′ de Aries (grado crítico), haciendo cuadratura con Plutón lo cual le da alta intensidad y minutos después (1:30) la Luna cambia de signo (a Tauro). Pocas horas después (5:14) el Sol también, marcando así el comienzo de la temporada Taurina.
Y al día siguiente, aún con la energía fresca del eclipse, Mercurio comienza a retrogradar.
Varias cosas que lo hacen un eclipse particular.

Momento para revisar qué queremos con un otr@, qué necesitamos y qué estamos dispuestos a entregar, hasta dónde, por qué y para qué.
Qué cargas y adherencias traemos de todos nuestros pasados, y qué tan emocionalmente madur@s estamos para comprometernos y no andar haciéndonos mal a nosotr@s ni a nadie.

Tod@s necesitamos a alguien, pero a veces pagamos un alto precio: por no bancarnos estar solos, o por querer acompañar a alguien sin darnos cuenta de que, sencillamente, no podemos en ese momento con esa otra energía en particular.
O por tantas otras cosas…

¿Te resuena en algo la energía de este eclipse?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *