Blog

Marte en Capricornio

marte en capricornio

Hay puertas abiertas y hay puertas cerradas.

Hay puertas entreabiertas, otras con y sin cerradura.

Las hay con candado, hay marcos sin puerta (puerta sin puerta), corredizas, giratorias, al más allá.

Toda puerta es un límite. Aun sin llave o marco sin puerta, delimita el fin de un espacio y el comienzo de otro.

Muchas veces, para darle forma y acción al deseo, es necesario atravesar alguna de estas posibles puertas.

En palabras de Jean-Paul Sartre: “…Tú sabes que ponerse a querer a alguien es una hazaña. Se necesita una energía, una generosidad, una ceguera… Hasta hay un momento, al principio mismo, en que es preciso saltar un precipicio…”

Claro que el existencialismo oscuro de Jean-Paul termina con un “sé que nunca más saltaré.”

Precipicio o puerta, límite o desafío, aquello que nos motiva es pura vida.

Marte en Capricornio es también el límite del deseo.
Puertas que se abren, puertas que se cierran.
La justa medida acorde a nuestra energía.
Allí hacia donde me dirijo, tendré que ir construyendo. Cruzando umbrales. Abriendo y cerrando.

Subir la montaña,
cueste lo que cueste.

Marte entró ayer en Capricornio adonde permanecerá hasta el 6/3.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *